Calendario de reservas da Agrupación Instrutiva de Caamouco

Este é o calendario de reservas da Agrupación Instrutiva. Se queres solicitar o uso das nosas instalacións envía un WhatsApp ou chama ao 680 16 19 29.
As actividades e cursos da Agrupación prevalecerán sempre sobre calquera outra.

Sauntress (palabra que significa "El Caminante") es el nombre de un viejo velero que haciendo honor a su nombre, en el transcurso de los años, surcó los mares del norte de Europa y ahora encontrándonos fondeados en la ensenada del Puerto de Redes, desde hace más de un año, patrón y barco recibimos la amable y sincera atención de las gentes de esta tierra gallega.

Me sugieren que cuente su historia, que me remonte a su construción y posterior restauración, a lo cual no puedo negarme como reconocimiento a las personas que aquí han contribuido de distintas formas a hacer de este sitio mí hogar.

Martin O'Scannall,el marino irlandés que está dando vida al Sauntress

Importantes diseñadores como Fife y Watson (Escocia), Nicholson (sur de Inglaterra) y Herrehof (EE.UU) diseñaron los grandes veleros que surcaron el mar en otras épocas. Shamrock y Valkyrie la famosa clase "J" de los años 20 y 30 que participaron en la Copa de América tripulados por marinos profesionales.
Estas tripulaciones procedian casi exclusivamente de los pueblos pesqueros de Essex y más concretamente de las aldeas de Brightlingsea, Wivenhoe y Rowhedge a la orilla del rio Colne. Gente que en invierno sacaban el sustento de las frias y traicioneras aguas del estuario del Támesis y en verano ganaban la vida llevándose una participación de las ganancias de las competiciones.

Muchos de los barcos de pesca(1) en los que navegaban todavia sobreviven, aunque ya no trabajan como tal. Pero al lado de estos magnificos veleros, a menudo de cientos de toneladas, había embarcaciones más pequeñas, patroneadas por sus propietarios, pero siempre con tripulaciones profesionales, como era costumbre.

Uno de ellos fue Claude Worth, un inglés que navegó por Galicia en 1925 (ver su carta maritima de la ensenada de Corcubión y sus dibujos del pueblo de la época) y que poseía varios veleros de su propio diseño, casi todos llamados "Tern". Otro fue Conor O´Brien, un irlandés que navegó con su velero "Saoirse" (que significa "Libertad" en irlandés, era la época de la Guerra Civil Irlandesa) dando vuelta al mundo en 1923-1924, ondeando la enseña del Estado Libre Irlandés, pero también de la Real Club de Yates de su ciudad, tales son las contradicciones de la historia.

Estos veleros solían pesar unas veinte toneladas y los dos mencionados llevaban algo que ha sido recientemente añadido al aparejo del Sauntress, la vela cuadrada (ver ilustración de la vela cuadrada de Saoirse).

Sauntress pertenece a una época distinta y a una tradición diferente, se construye en el apogeo del deporte de la vela antes de la Primera Guerra Mundial en Cardiff (Gales) en 1913, bajo diseño de Wright y construido por Wright y Harrris, pesa cinco toneladas, tiene 28 pies de eslora, 8 pies de manga, 4´10´´ de calado. Su construcción es de pino tea fijado en cobre sobre armazón de roble, quilla lastrada con plomo y algún lastre de plomo en el interior.

Bien podía haber sido construido a ojo, no usando planos "constrúyeme uno como ese" en cuestión de semanas, quizás para un médico de la zona o algo así, un velero común para la época que casualmente ha sobrevivido.

Lleva el aparejo propio de un velero de entonces, vela mayor cangreja, dos foques y escandalosa (ver aparejo del Sauntress). Una reciente innovación lo dotó de la posibilidad de utilizar la vela cuadrada, aparejo traído por Worth y O´Brien.

Tenía motor, pero fue desmontado hace unos quince años navegando ahora como lo había hecho originariamente, impulsado por la fuerza del viento sobre las velas.

Sauntress es de mí propiedad desde hace treinta y cuatro años, los primero diez dedicados a su reconstrucción y mejora de su resistencia a base de dotarlo de estructuras de roble adicionales y el resto aprendiendo su manejo y mejorando los conocimientos que sobre él tenía.

Casi todo el tiempo, excepto los dos últimos años, estuvo en la ensenada de Pyefleet en la desembocadura del río Colne, el hogar de los barcos tradicionales de Essex, los Smacks.

Ha navegado por Noruega, Francia y Holanda, ha pasado tres años al abrigo de la isla de Garinish, río Kenmare, condado de Kerry, Irlanda, donde encontré una hospitalidad similar a la que disfruto en este Puerto de Redes.

No preciso decir que no tiene ayudas electrónicas para su gobierno, si bien, dispone de GPS y sonda acústica, por lo tanto requiere una mano en el timón permanente, aunque navegará por si mismo a barlovento por largos periodos al estar su aparejo muy bien equilibrado.

Internamente está dispuesto justo al modo tradicional, cocina a estribor y mesa de cartas a babor, un camarote doble a babor, sofá y mesa giratoria a estribor con una litera adicional a proa.

Al carecer de motor, el mantenimiento es básicamente cuestión de pintar y barnizar, trabajos de cabos, aguja e hilo para el cuidado de las velas y poco más.

La gente pregunta, ¿que hace uno cuando no hay viento?, la respuesta es esperar. La espera en el mar tiene su propia belleza, por la noche bajo un cielo de estrellas reflejándose sobre el mar inmóvil se disfruta de la gran belleza del universo, mientras llega una nueva brisa.

Sauntress es rápido y diestro, como si fuera un velero grande, hizo la travesía Falmouth a Coruña, pasando por Vizcaya, un recorrido de 452,8 millas náutica,s en cuatro días y cuatro horas, velocidad media 4,75 nudos, una travesía afortunada que no siempre es posible.

Sauntress le ha dado a su tripulación y a mí muchas satisfacciones a lo largo de los años y a otros muchos un gran placer viéndolo, quizás mucho más del que yo puedo expresar.

/Martin O'Scannaill


(1) Estos barcos de pesca, los "smacks" que faenaban buscando ostras o pescaban al arrastre, solían tener 30 ó 40 pies de largo o más, llevaban cangreja como aparejo, carecen de motor y tenían cubierta.

 

Dibujos de Claude Worth sobre Corcubión, 1925.
Ilustración de la vela cuadrada de Saoirse
Aparejo del Sauntress con vela cuadrada
Navegando por la costa irlandesa
Navegando por la costa noruega
En el Puerto de Redes, 2007
La silueta del Sauntress, con su aparejo al viento, evoca épocas en que la vela era el universo del marino e ilustra la belleza de la lucha con el mar y el viento que a nadie deja indiferente.

 


Martin O'Scannal

Colección de imaxes correspondentes ós primeiros minutos de cada hora.

Redes